28 de agosto de 2014

Un joven acertado

No todas las aves jóvenes andan tan despistadas como la alondra de la entrada anterior. En esta ocasión es un joven Escribaño soteño (Emberiza cirlus) el que pide de comer a su madre. Como no hay confusión recibe las cebas de ésta.

Valdepares, 28/08/2014

No hay comentarios: