16 de febrero de 2010

Pito Real

Recién llegado a casa de Navia (ver la anotación anterior) me encuentro en el prado con un macho de Pito Real (Picus viridis) que se afana comiendo entre la hierba. No alcanzo a ver lo que come, pero me imagino que se trate de hormigas, su dieta favorita. No deja de levantar la cabeza y otear a su alrededor entre bocado y bocado y tal vez por eso, cuando intento tomar unas fotos y por más sigilo que empleo, alza el vuelo hasta el cercano humeiro (Alnus glutinosa). Eso me permite ver que allí posado hay otro más. ¿Será una pareja?
No queda mas que armarse de paciencia y esperar hasta que vuelve al suelo. Está más lejos, así que mejor olvidamos la cámara de fotos y grabamos un poco. El otro individuo se va al prado de al lado y eso me impide verlo. El que se deja grabar es un macho de la subespecie peninsular (P. viridis sharpei). ¿Sería el otro la hembra? Esperemos que vuelvan pronto de visita.
No quiero dejar esta anotación sin añadir algo de este ave a la que tengo un especial cariño. Conocido en Entrambasauguas como Peto dicen que "osma el augua" (presiente el agua, la lluvia) y lo anuncia con su relincho. Por eso se le llama a veces "Pión del augua", una de las primera denominaciones con que lo conocí. Cuenta Xose Miguel Suárez "Tapia" que mucha gente cree que esta especie se trata del macho y que el Pico Picapinos (Dendropodos major) sería la hembra.
El nombre de Peto sin duda alude a su comportamiento, es decir, a que "peta" sobre los árboles, y es que en Entrambasauguas "petar" es llamar a la puerta golpeando (y que esto era sólo en Entrambasauguas me costó una partida en el Scrabble después de discutir que llamar se puede llamar a voces y que picar se pica con un pico, sea en la mina o en el suelo, pero llamar a la puerta golpeando con los nudillos es y será siempre "petar").
Pero si le tengo especial cariño es por que de muy pequeño aprendí una copla de mi madre:

"Pico, pico, mazarico,
¿quén che deo tan grande pico?
Deumo Dios col meo trabayo,
pra picar n'aquel carbayo.
Tanto piquei y repuiquei
que nin ua foya deixei"




1 comentario:

Nacho Vega dijo...

Hola Llamparego:

En algunas partes de Gijón lo llaman "paxarón del agua", por la misma razón que tú escribes.

Otra cosa. ¿Sabes que Antonio Jesús Pestana Salido está recopilando nuevas citas para un nuevo libro de nombres vernáculos y dichos de aves? ¿Te importa que le mande lo que tú escribiste en el blog?

Un saludo.

Nacho.