25 de septiembre de 2014

Un migrante con historia

Aves con anillas de color ya han aparecido en el blog en diferentes ocasiones. Gaviotas, espátulas y otros. En esta ocasión el portador de las anillas es un pequeño limícola, un Correlimos menudo (Calidris minuta) que pudimos ver en la playa de Serantes (Tapia de Casariego), que en el paso otoñal de este año se ha convertido en el mejor sitio para limícolas de Entrambasauguas.

(NOTA: Recuerde pulsar sobre las fotos para verlas a mayor tamaño)

Correlimos menudo "SEP"
Playa de Serantes 24/09/2014

Correlimos menudo "SEP"
Playa de Serantes 24/09/2014

Correlimos menudo "SEP"
Playa de Serantes 24/09/2014

Correlimos menudo "SEP"
Playa de Serantes 24/09/2014
Nunca deja de sorprenderme la capacidad de vuelo de las aves migratorias (ni dicho sea de paso la inmediatez de internet, ya que en menos de 12 horas tenía la respuesta de los anilladores). Este pequeñin, que posiblemente no pese ni siquiera 25 gramos, ha volado la friolera de 1892 kilómetros, suponiendo que lo haya hecho en línea recta, cosa improbable. Y todo esto en 24 días, que es el tiempo que media entre nuestra observación y el día de su anillamiento, en el sur de Noruega. Como además su área de cría se encuentra en la tundra ártica es posible que lleve más de 3000 Km de vuelo acumulado. ¡Y su área de invernada está en Africa!

No hay comentarios: