7 de abril de 2013

Si, primavera.

La lluvia y el frío parecen querer prolongar el invierno, pero la primavera pugna por entrar. El imparable reloj de la vida empuja inexorablemente y los migrantes aparecen ya por doquier, mientras algunos invernantes se resisten a abandonarnos.

El grupo de los 26 Osteros (Haematopus ostralegus) invernantes.
Playa de Penarronda. 1/04/2013
Charranes patinegros (Sterna sandvicensis) descansando en la arena.
Playa de Penarronda. 3/04/2013

Collalba gris (Oenanthe oenanthe)
Mántaras (Tapia de Casariego) 5/04/2013

Una Golondrina (Hirundo rustica) soporta la lluvia y el granizo. En cuanto cesa  trata de alimentarse junto a las compañeras de su numeroso bando volando sobre las aguas de la charca en Penarronda. 5/04/2013

No hay comentarios: