18 de marzo de 2012

El ave deseada

Ayer por la mañana un aviso de Pablo Fernández me llevaba hasta Villadún. Había localizado a un Elanio (Elanus caeruleus). Estaba cerca, por lo que no me llevó mucho llegar, pero aunque estuviese muy lejos, no hubiera tardado mucho. Una de las aves mas bonitas que se pueden observar se dejaba caer por Entrambasauguas. No era cosa de dejar pasar la ocasión.
No defraudo. Acosada por las cornejas (Corvus corone) temimos que se marchase, pero lo que hizo fue deleitarnos con unos estupendos lances de caza. Cerniéndose, pero en ocasiones con una postura de cuerpo más herguida que los cernícalos, demostró ser hábil cazador al hacerse rápidamente con dos topillos. Dar cuenta del segundo de ellos, de tamaño considerable para la pequeña rapaz, le llevó su tiempo y parece que colmó su apetito, ya que decidió permanecer en el posadero un buen rato.
Por la tarde se había mudado de lugar, a una estacada más próxima al núcleo habitado. Allí fueron las pegas (Pica pica) las acosadoras, y quienes terminaron por hacerle levantar vuelo. Unas fotografías de la tarde, y un video con fragmentos de la mañana y la tarde.



1 comentario:

David Álvarez dijo...

Mira que me me gusta a mi este páxaru. Muy buena observación.
un abrazo