18 de julio de 2011

Visitantes

La loca primavera meteorológica y un inicio de verano en la misma línea no han invitado a salir al campo. Pero como realmente uno vive en medio del campo no son raros los visitantes inesperados. El pasado sábado, 16 de julio, dos especies poco frecuentes en un jardín se acercaron al prado de detrás de casa. Sobre las 12 del mediodía un nutrido grupo de Gaviotas Patiamarillas (Larus michahellis) se entretenía comiendo las hormigas aladas recién aparecidas. Y a las ocho de la tarde apareció una hembra de Corzo (Capreolus capreolus). Hacía más de cinco años de su anterior visita. Ahora los manzanos son un poco mayores, así como el resto del arbolado. De modo que ya no resulta tan fácil verlos cuando se acuestan a pasar el día. Pero sin duda ahí están. Y un pequeño detalle: Aunque en el vídeo no se aprecia muy bien, son visibles las ubres cuando se la ve desde detrás. Así que aún está amamantando a sus pequeños, que seguro aguardaban cerca. Mi mujer je ha dado permiso para que se coma todo lo que hay en el pequeño huerto que aparece al final del video.
¡Lo mejor de todo fue lo que disfrutaron los seis invitados que ese día tenía en casa!

2 comentarios:

Viky dijo...

Gracias por el video. Muy agradable tuvo que ser estas inesperadas visitas.

Viky dijo...

Felicidades por tu video y tu Blog