30 de agosto de 2006

La vida no tan secreta de la Gaviota Patiamarilla

El año pasado, con el fin de presentar una ponencia a las V Jornadas Ornitológicas Cantábricas, realicé un censo de las parejas de Gaviota Patiamarilla (Larus michaellis) que anidan sobre los tejados en Tapia de Casariego (un mínimo de 108 pollos o jovenes en 55 nidos).
Este año la cosa pinta igual o mejor (mejor para las gaviotas, pero creo que sus vecinos humanos no opinan lo mismo), así que a lo largo del mes de julio me dediqué a entrometerme en la vida privada de las "patis".
Fruto de esta intromisión son los cuatro videos (¡si, cuatro!) que os dejo en este post. Abajo directos de Youtube y en los comentarios los enlaces para formato mov (mas lento, pero si sois pacientes más recomendable por su mejor calidad).
El primero es un joven pollo vigilado por un adulto.
El segundo un pollo y un joven situados respectivamente al lado de una claraboya y una ventana (para hacerse una idea de las molestias que puede suponer)
En el tercero otros dos pollos y un joven sobre una casita ya ruinosa. Dada la disparidad de tamaño se trata seguro de dos nidadas distintas.
El cuarto es sin duda el más recomendable. Mientras grababa a los anteriores pude ver en otro tejado lo mucho que un joven sufría para subir por él, al resbalar continuamente. Decidí grabarlo y lo que obtuve fue una secuencia que bien podría titularse "La dura vida cotidiana de una joven gaviota" ya que además de los continuos resbalones sufre el despiadado ataque de un adulto (rápidamente un progenitor, me imagino, sale en su defensa), para apenas repuesto ver un ¿intento de toreo? por parte de una vecina humana. No dejéis de verlo.





2 comentarios:

Reynold dijo...

Joer, las gaviotas son como los gallos, aquí al lado de mi casa acampan unas y a las seis de la mañana se ponen muy cantoras ellas.

Dan un poco la tabarra, pero creo que él día que falten las echaré de menos.

Lo malo es si vienen más.

Saludos y gracias por pasarte por mi blog.

Anónimo dijo...

Buenas secuencias para un "thriller" gaviotero, y el final una faena para la pobre gaviota funambulista...
Muy buena la calidad del vídeo. Un buen complemento al digiscoping.
Enhorabuena por el documento y por el blog.
Joaquín Argente